RDA365

COMUNICANDO POESÍAS

Índice del artículo

VictoriaMorales

Comunicando Poesía por Santiago Tomás Mengual
Bs.As. - Campana: "Primero busco entender mi propio diálogo. El que escribe es porque quiere expresar algo que no puede sacar de otra forma. Estaría bueno que todos encuentren algo así, es un puente". Victoria Morales, escritora local, nos invita a expresarnos y así transformar nuestras vidas.
Termina la semana laboral. Victoria Morales (31) se saca el disfraz de oficinista para intentar volver a ser ella misma lo más rápido posible. Pone algo de música y comienza a descargar los versos que estuvieron pasando por su cabeza todo el día. Parece mentira que sólo algunos años atrás su vida era totalmente diferente. Estudiaba Sistemas en Zárate, su ciudad natal, vivía en pareja y sufría mucho. En algún momento de su vida se había desviado de su propio camino, si es que eso existe, y había comenzado a seguir los pasos tácitamente establecidos. Se había adentrado en una carrera porque prometía un buen futuro económico y estaba conviviendo en una relación tóxica, encerrándose en una rutina que poco a poco la fue aplastando hasta dejarla sin aire.
Cambios
Algo cambió cuando la invitaron a un evento en el que escritores leían sus poemas en vivo. Quedó fascinada, extasiada. Recordó que antes de terminar la secundaria se pasaba el tiempo escribiendo, viendo películas y leyendo a Alejandra Pizarnik o Edgard Allan Poe. Desde ese momento no paró, comenzó a reconectarse con una parte que había dejado olvidada en el fondo del placard. Los cambios no tardaron en aparecer: dejó a su pareja, se mudó a Campana y empezó una nueva carrera. La ecuación ahora era distinta: se anotó en Gestión Cultural en el Instituto 15 y se insertó en la movida local organizando eventos. Volvió a escribir poemas pero ahora también leyéndolos en vivo, descubriendo que hacerlo era su mayor pasión: "Me ayudó a fortalecer mi autoestima. La primera vez me temblaba la voz, pero ahora se me infla el corazón, me siento totalmente yo. Te estás desnudando ante la gente y no te importa, te sentís bien por expresarte como sos".
Victoria es una de las jóvenes referentes de la escena local participando en eventos culturales de la zona y editando fanzines en formato papel u online. "Acá son muy pocas las personas que escriben y publican. Es difícil mantener activos los espacios. El Internet es una gran herramienta pero también pasa que al abundar tanto es difícil diferenciar lo que es de lo que no lo es" y continúa: "Falta generar espacios y eventos donde se intente unir las distintas ramas del arte. No tenemos que hacer todos lo mismo o ser amigos. El espacio que abrió Lara Carrara junto a otros artistas, "Casa 90", creo que rompe un poco con eso. El problema es que es difícil convocar gente nueva. La gente quiere participar en lugares que los entretenga, quiere consumir. Y ahí la poesía no entra. Su función es todo lo contrario, es hacerte reflexionar. Por lo menos la poesía que a mí me gusta".
Cuestionarlo todo
Además de reencontrarse con la escritura, la mudanza a Campana implicó conocer nuevos espacios como "Pachamama", donde además de eventos culturales había encuentros políticos. Se estaba despertando la ola feminista y el Centro Cultural era marco para los debates: "Nos juntábamos a pensarnos a nosotras, a ver qué nos pasaba y nos hacía ruido", recuerda. Problemas familiares y algunos conflictos internos dentro del grupo hicieron que Victoria se alejase por un tiempo.
Sin embargo, el movimiento significó un antes y un después en su forma de ver el mundo y, en consecuencia, en su forma de escribir: "Con el feminismo empezás a cuestionar estructuras que tenés desde que naciste, empezás a cuestionar todo porque ves al patriarcado en todos lados", dice y profundiza: "El feminismo también me ayudó a pensar el amor desde otro lado: El amor romántico tiene por detrás un montón de elementos de cosificación. Hay conductas como los celos o el control que fomentan algo dañino. No es fácil reconocerse oprimida, cada persona tiene un tiempo distinto, es como la conciencia de clase. Hay que tratar de no juzgar a la mujer que no puede salir de ese lugar porque muchas veces no tiene las herramientas. Falta ayuda del Estado, de la sociedad. Ayuda real, de acompañamiento porque la vida sigue y te tenés que reinsertar en la sociedad".
Embellecer
La poetisa recomienda enamorarse de la escritura y romper con el propio prejuicio como forma de sanación personal: "Escribí algo que salga de vos, no a pedido. Si sale de vos, vale. Eso te empodera un montón, te hace sentir fuerte. Al vivir al tanto de la mirada ajena podés olvidarte de quien sos y la poesía es un formato muy libre. Creo que todos podemos escribir poesía, que en algún momento todos lo hicimos. Hay algo que genera la poesía que está en todos". No tiene que ser sí o sí poesía, hace años que Victoria escribe diarios íntimos donde descarga todo lo que sus poemas no absorben: "Primero busco entender mi propio diálogo. El que escribe es porque quiere expresar algo que no puede sacar de otra forma. Estaría bueno que todos encuentren algo así, es un puente".
Con sus primeras publicaciones en Internet comenzaron a llegar repercusiones de conocidos y también desconocidos. El año pasado ganó un concurso de una prestigiosa revista feminista de España donde publicaron alguno de sus poemas. Es en sus fanzines donde sintetiza la producción artística de una etapa: "Por lo general escribo mucho en las rupturas amorosas. Así fue el último fanzine, fue mi duelo. Lo ilustró Lautaro Motroni, que tiene un tono parecido con lo que yo escribo, oscuro. No me gusta ser dramática pero siempre termino yendo para ese lado, siempre escribí desde la incomodidad. Hace poco cuando me recibí estaba muy feliz…durante todo ese tiempo no escribí nada. Ahora arrancó Enero de vuelta y ya volví a escribir", cuenta riendo y finaliza: "Lo que me gusta de la poesía oscura es que también te deja ver de una manera bella todo. Podes hablar de lo malo de la vida desde un lugar bello, más allá de que te duela. Algo hay que hacer con lo malo".
Habrá que volver a agarrar celular, lápiz o teclado y empezar a escribir para entender(se).
Creo que todos podemos escribir poesía, que en algún momento todos lo hicimos. Hay algo que genera la poesía que está en todos", dice Victoria.
TEORÍA DEL ROMANCE
Por Victoria Morales
No me vengas a hablar de Freud
de Foucault
de Marx
o de Perón
si no vas a darme presencia.
No puedo construir
relaciones de afecto
tejiendo hilos invisibles.
No puedo hacer malabares
con sentimientos inventados.
No me gustan los juegos
y el deporte nunca fue lo mío.
Sabes que no tengo reflejos
para nada.
Nunca aprendí
por ejemplo
a esquivar balas.
 
Fte e Img: La Auténtica Defensa
http://www.laautenticadefensa.net/156631

Literatura & Libros

Música

Teatro Independiente & Teatro

Cine

Artes Plásticas

Concursos, Convocatorias y Certámenes

Malvinas Argentinas

144

FundMarambio

DfAoswMUYAA4D8h

RDA365 en el mundo

Map

 

 rda120

 RedFederaldeNoticias

 FRda365base

LaSandwichera

Luma

Alejandrina

InsSanAmbrosio

Logro01

Logro02