RDA365

VIVIR JUGANDO VIDEOJUEGOS

Índice del artículo

Vd01

El sueño de vivir jugando a los videojuegos
La Rioja: Cuatro historias de deportistas electrónicos que son la envidia de chicos y grandes.
Los eSports, también llamados deportes electrónicos, son una máquina de generar dinero de parte de la industria de los videojuegos. Los diversos mundiales que se realizan tienen el atractivo suficiente para llenar estadios con miles de fanáticos. Las transmisiones, con relator y comentarista desde el estudio, son seguidas por millones a través de internet. Y los protagonistas, los jugadores profesionales, son tomados como referentes, ídolos y hasta leyendas por los gamers.
Para tomar dimensión de esta disciplina, el sueldo mínimo promedio que paga un equipo en Europa es de 300 euros mensuales (alrededor de $15.000), mientras que en los de elite se puede llegar a ganar 7.000 euros (es decir, más de $ 350.000).  Y los premios que se entregan son cada vez más millonarios. Mientras que en 2013 la cantidad repartida apenas llegaba a los 20 millones de dólares, el año pasado la cifra era 7 veces superior: 140 millones de dólares.
En Argentina, la situación es diferente. Son pocos los profesionales que pueden percibir un dinero considerable a través de los videojuegos. El "sueño del pibe" gamer no tiene "potreros" en el Río de la Plata. Por eso, muchos deciden irse del país para triunfar. Los destinos más elegidos son Chile y Brasil, pero también varios recalan en Europa o Estados Unidos. 
Vd02
 
"Sufrí maltratos por parte de varones durante toda mi vida"
La escena femenina de los deportes electrónicos está en pleno auge con cada vez más mujeres compitiendo a nivel profesional con sus videojuegos favoritos. Isurus Gaming, también conocido como el Tiburón, fue uno de los equipos de mayor relevancia que apostó por ellas y conformó hace una año la primera la primera escuadra de Counter Strike: Global Offensive femenino. 
Una de sus jugadoras, Sol "Soxiz" Checa, quien comenzó desde muy pequeña en los videojuegos, cuando tenía entre seis y siete años, se vio interesada por el ambiente competitivo. Con el paso de los años encontró la satisfacción en Counter Strike (CS:GO): el videojuego de disparos por equipos que dejó de ser un hobby para convertirse en una forma de vida mediante los eSports.
"Vivir de los videojuegos significa poder tener una oportunidad de ganar dinero haciendo lo que te gusta principalmente. Ni hablar de que no es un trabajo tradicional como cualquier otro, y la verdad es loco que se pueda ganar dinero haciendo algo así, que es nuevo para todo el mundo en general. A los futbolistas les pagan por el deporte que ejercen, esto no es nada distinto a eso; la única diferencia es que usas la cabeza y tus manos, como en el ajedrez. Está muy bueno que cientos de jugadores hoy puedan vivir de esto", comentó Sol Checa.
Con excelentes resultados en 2018, y a un año de su formación, la versión femenina de los Tiburones tuvieron un desarrollo más que positivo que atesora en su medallero el título de Campeonas de la Liga Femenina de diciembre de 2018, convirtiéndose en la primera escuadra argentina en lograrlo; además fueron finalistas de la Qualy para la World Electronic Sports Games (WESG) y semifinalistas de la Qualy para el Intel Extreme Master (IEM) en Katowice, ambos en Sudamérica.
Solxiz vive con total naturalidad formar parte de la escena del gaming y ser referente de la comunidad, conceder entrevistas, aparecer en televisión y hasta en la radio. Creció jugando a los videojuegos y la mitad de su vida se dedicó a superarse frente a la PC, en competencias contra hombres y con objetivos claros, hoy esa es su principal ocupación. 
"Juego al Counter desde muy chica y sufrí maltratos por parte de varones durante toda mi vida. Hoy por hoy ya no es tan así. Hay un movimiento mundial feminista que lucha todos los días por hacer del mundo un lugar mejor para las mujeres en cada aspecto de la vida, lo mismo en el mundo de los videojuegos. Si bien todavía hay varones que tiran los típicos comentarios, "anda a la cocina", por dar un ejemplo, creo que ya no es tan frecuente y los mismos que alguna vez nos hicieron sentir mal por ser mujeres, hoy en día cambiaron su manera de pensar y actuar y nos dan su apoyo. Siempre habrá algún tarado, pero lo mejor es ignorar siempre y demostrar que podemos ser mejores que muchos de ellos", señaló.
Entre sus objetivos se encuentra, principalmente, seguir adelante con su formación en el videojuego que eligió como medio de vida. "Lo necesario para jugar profesionalmente es principalmente compromiso, seriedad y muchísima dedicación. El CS:GO es un juego que demanda una gran parte del día. Muchas veces vas a estar más de 12 horas por día, y está bien, se necesita. Tenés que dejar muchas cosas de lado algunas veces. Quizá ver a tus amigos, pasar un domingo en familia, no poder ver a tu pareja, no asistir a algún cumpleaños, etcétera. Todo eso y la preserverancia es esencial para ser un profesional. Tenés que esforzarte mucho por mejorar cada día como jugador individualmente y aprender a llevar todo eso en equipo tener un buena performance y lograr estabilidad. Sinceramente no es fácil, se empieza por ser apasionado", reveló.
"A veces me deprimo por los resultados, mi rendimiento, o por muchas cosas, y tengo ganas de colgar el teclado y el mouse y seguir estudiando y trabajar, pero siempre hay algo dentro mío que me inspira y me incita a seguir", agregó Solxiz.
Las chicas de Isurus Gaming entrenan cada una por su parte y cuando se acerca un campeonato conviven, como sucedió el año pasado, que hicieron un Bootcamp de 15 días, tras esa práctica lograron se campeonas y consagrarse. "La relación con mis compañeras es buena, fuera y dentro del juego. A veces hay diferencias entre nosotras, pero lo importante es que siempre lo terminamos resolviendo. Somos un equipo y estamos todas tirando para el mismo lado constantemente. Somos humanas, nos confundimos y cometemos errores, pero lo que importa es siempre reconocerlo y cambiarlo para lograr tener una buena convivencia. Por suerte somos muy unidas. Nuestro objetivo es terminar el año siendo el mejor equipo femenino de la región, y ganar todos los torneos que tenemos a lo largo del 2019", resaltó Solxiz. 
Además de su sueño profesional, Sol Checa tiene el anhelo que la escena femenina de los eSports tenga más repercusión en Argentina, y cada vez más mujeres decidan volcarse al profesionalismo en los videojuegos.
"Ojalá todo se dé para que muchos chicos tengan la oportunidad de ser profesionales. De todas maneras también creo que nuestro futuro está en juego, y cualquier cosa puede pasar. Es un deporte en equipo como cualquier otro donde requiere más de una persona y dependes del resto, no de uno mismo únicamente. Siempre hay que apostar por nuestros sueños, pero siempre siendo conscientes y haciendo las cosas bien", concluyó.
Vd03
 
"Quiero ayudar a otros a cumplir los sueños que conseguí"
Con sólo 27 años, Jonathan "JonY BoY" Muñoz demostró que es uno de los jugadores argentinos de mayor trascendencia a nivel internacional en Counter Strike: Global Offensive, con el que ganó varios títulos y hasta conformó la Selección Argentina que consiguió un histórico segundo puesto en el Mundial del 2016. 
Sus inicios en los eSports se remontan al 2005, cuando tenía 13 años, por medio de un amigo de su hermano que lo había invitado a un torneo del videojuego de disparos en primera persona que se realizaba en La Rural. Al principio, el Counter Strike representaban un hobby para "JonY BoY" que disfrutaba con amigos, hasta que con el tiempo comenzó a darse cuenta que jugar a nivel profesional y representar a la Argentina era realmente su verdadero sueño.
"El Counter Strike lo elegí porque me parece un juego divertido, que todavía me sigue atrapando. A mi criterio tiene mucha estrategia, además de puntería y precisión", aseguró el argentino.
El primer dinero que ganó con los videojuegos lo invirtió en mejorar su herramienta de trabajo, la computadora, con un mejor auricular, teclado, mouse y hasta cambiar la placa de video. Luego, obviamente, en salidas con sus amigos. 
"Vivir de los juegos representa hacer lo que me gusta. Antes trabajaba como programador de páginas web y aplicaciones para celulares, también estudiaba ingeniería en sistemas. Pero si me pongo a pensar en jugar viajar y competir de lo que amo esto es más un hobby que un trabajo en sí mismo", aseguró Muñoz.
Tras comenzar su carrera a nivel local, Jony Boy decidió dar el salto para medirse a nivel competitivo en la exigente liga de Brasil, donde militó en las filas del equipo INTZ eSports y 2Kill Gaming. Luego de un par de temporadas, el argentino sintió que era el momento de dar un paso más en su carrera y para ello le esperaban los Miami Flamingos, uno de los clubes más importantes de América, con los que salieron campeones de la AMD Red League LATAM North Finals.
"El desarrigo es algo pesado. Dejar a tu seres queridos, familiares y amigos forma parte de todo esto, uno tiene que saber que puede ocurrir. Si realmente querés vivir de los videojuegos hay que procesarlo y decidirse, porque una vez que pasa el tren hay que subirse", comentó.
Pero su estadía en los Estados Unidos no finalizó de la mejor manera. Luego de concluir el vínculo con el club de Miami, Jonathan encaró su penúltima etapa, fichando por Gale Force Esports, equipo con el que participó en la reconocida liga MDL Norteamericana. Tras romper la relación laboral con el equipo tomó una drástica decisión junto con sus compañeros: formaron NTN (No Tenemos Nada) con la idea de seguir participando en el prestigioso torneo pero desde Argentina, algo técnicamente imposible y que perjudicaba su rendimiento en el CS:GO. 
"Para ser profesional hay que tener perseverancia, constancia, entender que hay mucho sacrificio detrás de esto. Muchos creen que es todo lindo: levantarse y jugar a los videojuegos, que la gente te reconozca, pero hay que saber que también podés perder un fin de semana con tus amigos, dejar de ir al cine o faltar a un cumpleaños porque tenés que entrenar, igual que un futbolista. Todo este sacrificio tiene su recompensa, que es muy linda, pero no todos lo pueden aguantar", remarcó.
Actualmente, Jonathan Muñoz vive en Europa y pasa sus días defendiendo los colores del conjunto x6tence, uno de los más importantes del videojuego en España. Si bien todavía le quedan varios años más de actividad en el Counter Strike, el tema del retiro no es una idea demasiado lejana para el argentino. 
"Cuando vea que mi rendimiento esté por debajo de la media a la hora de competir, ya que no quiero molestar a nadie, me retiraré de los videojuegos. Luego veré si puedo seguir ligado a los eSports como entrenador o analista. Hay un montón de cosas por hacer para ayudar a otros a cumplir los sueños que conseguí o incluso superarlos", reveló.
 
1553777472
  
"Si no fuera por el FIFA no trabajaría ni haría nada"
La meteórica carrera del joven Yago Fawaz, de 18 años, lo catapultó de ser un entusiasta jugador de fútbol, que le ganaba a sus amigos en la consola PlayStation, hasta ocupar un lugar entre los 50 mejores del mundo del videojuego FIFA 19 y disputar torneos internacionales. 
A nivel local, Yago "Be7hke_ARB" Fawaz forma parte del equipo de eSports de Independiente en el torneo de la eSuperliga que disputan todos los conjuntos de Primera División del Fútbol Argentino. El equipo de Avellaneda es el único financiado por un sponsor (Portas) que le paga a sus jugadores. Con este ingreso, la institución logra financiar todo un año de trabajo sin necesidad de generarle gastos extra.
"Vivir de los videojuegos es algo loco. Al principio, tus amigos o la gente de tu edad te entiende y hasta lo ve como un trabajo, pero mis papás no lo entendían. No podían creer que alguien recibiera un sueldo o tuviera un contrato por jugar a los videojuego", confesó Fawaz a Clarín. 
"Los eSports pueden ser una carrera para aquellos que todavía no saben a qué dedicarse, pero siento que es una puerta. Si no fuera por el FIFA no trabajaría ni haría nada, capaz que estudiaría; pero gracias a los videojuegos tengo la oportunidad de ganar mi dinero. Esto es como el fútbol real", señaló. 
"El FIFA me hizo ganar experiencia, inteligencia, ser más fuerte mentalmente en todos los aspectos de mi vida incluso a manejarme solo cada vez que me tocó viajar sin mis padres. Mis amigos por ahí se enojan cuando me invitan a salir y no puedo ir porque tengo que practicar", acotó.
En su última experiencia en torneos internacionales, Fawaz eliminó al brasileño Tore en octavos de la Fut Champions Cup de Londres que se disputó en diciembre pasado, y dio el batacazo ante el estadounidense Joksan Redona, 1° del ranking, en cuartos. Incluso fue elegido como el jugador más destacado del torneo (MVP) hasta esta instancia. En semis, sin embargo, no pudo ante el alemán Mo Auba. 
Ahora, este jóven jugador profesional del videojuego FIFA 19 se prepara para formar parte de la primera Selección Argentina de fútbol virtual, que cuenta con el avala de la Asociación del Fútbol Argentino, con miras al primer Mundial llamado FIFA eNations Cup. 
"Si bien tengo 18 años sé que a nivel internacional hay jugadores con 27 años en el tramo final de su carrera. Tengo en claro que esto no es para siempre: los reflejos comienzan a fallarte y eso termina pesando en el juego", comentó. Y agregó: "Cuando vea que no puedo competir más seguiré jugando al FIFA como hobby. Igual espero que esto nunca termine".
 
Vd04
"Si me va bien y gano, el sacrificio valdrá la pena"
El equipo chileno All Knights? que actualmente lidera la nueva Liga Movistar Latinoamericana, el torneo continental que reúne a los mejores jugadores del videojuego League of Legends, tiene entre sus filas a un destacado jugador argentino. Se trata del riojano Leandro Marcos, conocido en el juego como Newbie, quien vive desde hace 3 años como jugador profesional de eSports. 
Como muchos de los gamers sus primeros pasos fueron despuntando el vicio de los videojuegos con la PC. "Desde chico me gustaba jugar mucho. Primero comencé mi actividad con el Counter Strike, después conocí el videojuego League of Legends. Cuando me enteré que podía competir fue el momento que más le dediqué a la computadora. Hoy estoy súper feliz", afirmó.
En League of Legends (LoL) existen varios modos de juego, el más popular es “La Grieta del Invocador”, una batalla que enfrenta a dos equipos de cinco jugadores. Es el mapa más popular debido a que es considerado el estándar en el juego competitivo y el único donde se pueden jugar partidas clasificatorias, en las que el resultado afecta a la puntuación en la liga.
Pero como en Argentina aún no están dadas las condiciones para vivir de los videojuegos, la necesidad de buscar un futuro en los videojuegos lo llevó a radicarse en Chile. 
"El irme del país me hizo perder tiempo con mi familia, mi novia, tiempo que hoy casi no tengo porque tengo que entrenar. Siempre siento y pienso que si me va bien y gano, el sacrificio valdrá la pena. Ya tendré tiempo para estar con la gente que quiero", comentó.
Su primera experiencia a nivel competitivo la tuvo con el conjunto argentino Isurus Gaming con quien llegó a ganar varios campeonatos en la vieja Copa Latinoamérica Sur y hacerse de un nombre en el mundo de League of Legends. Tras 4 años compitiendo para los Tiburones, la organización fundada el piloto chileno de rally Felipe Rossi y el ingeniero de negocios Javier Corral lo convocó para ocupar el puesto de sporte en esta joven franquicia. 
Al ligual que muchos de los jugadores argentinos que triunfan en el extranjero, el desarraigo también hizo lo suyo en la personalidad de Leandro Marcos. "Gané mucha experiencia al haberme ido de mi casa, vivir en otro país y conocer gente nueva. Cada año aprendo más y me doy cuenta lo que es la vida. Cuando era más chico no hacía más que jugar y no conocía mucho", dice.
En su trabajo, Newbie pasa los días con sus compañeros de equipo en una gaming house en Santiago de Chile. Además de aprender a convivir con el resto de los integrantes de All Knights, Leandro entrena 8 horas diarias tácticas y estrategias del juego League of Legends. "Para ser un profesional hay que tener predisposición para el trabajo. También contar con una buena mentalidad, saber compartir con otra gente y recibir las criticas de buena manera porque en el equipo todos quieren ganar y te harán notar tus errores", aseguró. 
Cuando los reflejos y la rapidez mental comienza a disminuir, el cuerpo empieza a jugar malas pasadas en la elite de los eSports. La edad promedio para el retiro de un jugador de League of Legends ronda los 26 años. Leandro Marcos tiene 22 y esa idea comienza a rondar en su cabeza. 
"Nunca sabés bien cuánto dura la carrera de un jugador profesional, si será corta o larga. Creo que depende mucho de las ganas. Mientras te mantengas entrenado y enfocado puede durar mucho. Actualmente llevo 3 años jugando como profesional y siento que tengo mucho para dar todavía. Si bien es un poco agotador, esto es lo que me gusta hacer. Si algún día me retiro me gustaría seguir vinculado de cierto modo a los eSports", señala.
Fte e Img: Minuto Rioja
http://www.minutorioja.com.ar/18331-el-sueno-de-vivir-jugando-a-los-videojuegos

Literatura & Libros

Música

Teatro Independiente & Teatro

Cine

Artes Plásticas

Concursos, Convocatorias y Certámenes

Interesante

Malvinas Argentinas

144

FundMarambio

DfAoswMUYAA4D8h

RDA365 en el mundo

Map

 

 rda120

 RedFederaldeNoticias

 FRda365base

LaSandwichera

Luma

Alejandrina

InsSanAmbrosio

Logro01

Logro02