RDA365

JARDINES DE INVIERNO

Índice del artículo

JardinInvierno

¿Cómo tener tu jardín verde y florido durante el invierno?
Mendoza: En esta nota, algunas de las plantas de flores ideales para trasplantar en época invernal.
Con el sol que acaricia tímidamente los días de frío, el invierno sigue su paso, sin prisa ni pausa. Los días promedian temperaturas bajas o más heladas, según el caprichoso designio del tiempo.
En ese marco, mantener jardines y espacios destinados a las plantas con el verdor o colorido que se pretende, no es imposible. Se trata sólo de apostar a plantas adecuadas, que con sus diferentes tonalidades de flores generan espacios únicos en tu jardín.
¿Lo mejor de todo? Muchas se pueden mantener durante todo el año, mientras que otras, pueden embellecer el lugar hasta bien entrado el verano.
Ya lo sabés, el invierno no concede excusas para lograr un jardín soñado y colorido, más allá del frío.
Algunas de las variedades
Desde el Vivero San Cayetano, en Drumond, Luján de Cuyo, María Inés Sabatini enumeró aquellas plantas de flores (de sol y media sombra) ideales para plantar en esta época, para obtener un aspecto lucido y multicolor en tus macetas o jardines.

Lo importante es entender que hay plantas que según el departamento, se van a dar mejor que otras, ya que por ejemplo, en Luján tenemos de cinco a diez grados menos que en otros departamentos. En otros lugares pueden haber heladas, mientras que en muchos, la temperatura puede no bajar tanto”.
Teniendo en cuenta este aspecto, y según la experta, los plantines de sol, que dan flor, y que suelen ser acertados para plantar en esta época pueden ser:
Viola Cornuta: Similar al pensamiento, pero con la flor más pequeña. Es de sol, y ni el frío, ni una nevada normal, le hacen mella. Abarca otoño-invierno y primavera.
Pensamientos: Vienen de un sólo color por ejemplar, con la mácula del centro en negro. Ideales para brindar tono intenso a tu jardín o macetas. Además resisten muy bien el frío del exterior. Son ideales para armar canteros vistosos o plantar en macetas.
Conejitos: Suelen dar una flor de jardín, con pinchos de flores que se abren con pétalos reunidos en racimos, que parecieran abrirse y cerrarse como las fauces de un dragón. Las variedades altas de estaca conservan los tallos erguidos. 
¿Dónde plantarlos?: suelos húmedos, con buen drenaje y abonado con materia orgánica; a pleno sol
Caléndulas: Estas flores, parecidas a las margaritas, despliegan una variedad de colores que incluyen el tradicional amarillo, y naranja intenso, con el centro negro. Las flores pueden ser simples o dobles y se pueden auto-cultivar. Son ideales para ambientes y contextos más rústicos como Potrerillos o el Carrizal.
¿Dato curioso? Según el sitio bayeradvanced.com, los pétalos y las hojas son comestibles. Agregalos  frescos o deshidratados a ensaladas, sopas o arroz, o utilizá las flores para decorar postres.
Alysus: Son ideales para un jardín principal o entrada de casas. También para delimitar la separación de espacios, con los plantines en flor. Si las ramas se vuelven muy largas, se pueden podar perfectamente.
Repollo ornamental: suelen venir en dos tonos, blancos o lilas azulados. El repollo ornamental es un híbrido del repollo común. Pero está creado principalmente con propósitos decorativos. Este crece sobre la tierra como un repollo regular, pero en su centro presenta un rosetón de coloridas hojas que asemejan una enorme flor.
Clavelina: (una de las tantas plantas perennes) El término aduce a aquellas que viven durante más de dos años o, en general, florecen y producen semillas más de una vez en su vida.
La clavelina es un plantín que continúa brindando belleza aún en verano. Cuando sus ramas y flores se secan, se cortan para brindarle más fuerza, y crecen con gran belleza para reanudar su ciclo.
Plantines de media sombra
Según explicó Sabatini, “se trata de aquellos plantines que no deben exponerse al sol de la siesta, sí al de la mañana o la tarde”. Entre los mismos, dos de los más requeridos son:
Violeta de los Alpes:  del grupo de las plantas perennes de hojas carnosas, finamente dentadas, con flores que pueden ser de color rosa, rojo o púrpura y que no tienen perfume. Su época de floración es de mayo a octubre. Su fruto es una cápsula que contiene varias semillas. Algunas de sus variedades se destacan por sus flores grandes, dobles y con pétalos encrespados. También puede ser de flor simple, pero no grande, o tener la flor y hojas más pequeñas. Todo depende de la variedad.
Prímulas: Las especies más cultivadas en jardinería son la Prímula polyantha, Prímula obconica. Florecen en otoño, invierno y primavera.
Los ejemplares de estas especies se desarrollan preferentemente en ambientes semi sombríos y frescos (no soportan el sol directo durante el mediodía), y necesitan suelos fértiles, húmedos y bien drenados.
Tips para poner en práctica
 -En general, en caso de nevadas, no hay que dejar que se acumule nieve en las plantas (hojas y flores). Se la tiene que sacar, porque de lo contrario la hoja se quema.
 -En invierno el riego debe ser más espaciado, ya que por el frío, las plantas no necesitan tanta agua.
 -Para plantas de interior: rociar tres días a la semana las hojas de las mismas, ya que la calefacción y el uso de aire caliente, las daña.
 -Es importante ir preparando de ahora en más a las plantas para primavera, por medio del estiércol y tierra preparada mezclados. De esta manera, en agosto tendrán todos los nutrientes necesarios. También es fundamental que la proporción de fertilizantes sea pequeña, y de acuerdo al tamaño del plantín o planta. Por ejemplo: en una Violeta de los Alpes, será sólo una cucharadita de café.
 
Fte e Img: Los Andes
https://www.losandes.com.ar/article/-como-tener-tu-jardin-verde-y-florido-durante-el-invierno-802320

Menu

LaSandwichera

Luma

Alejandrina

InsSanAmbrosio

Clínica Veterinaria3