RDA365

GASTRITIS Y CÓLON IRRIBABLE

Índice del artículo

ArielPeralta

La gastritis y el colon irritable tienen factores comunes como el estrés. 
Córdoba - Las Varillas: El Dr. Ariel Peralta es médico cirujano en el Sanatorio J.O.Garcés, siendo miembro del equipo de cirugía y en consultorio en la especialidad Gastroenterología. Paralelamente continúa desarrollando su actividad en el Hospital Municipal de Urgencias, como jefe de Guardia los días lunes y los martes en el Policlínico Policial San Rafael. 
El profesional tiene una larga trayectoria en el Hospital de Urgencias,  que es reconocido a nivel nacional e internacional, prestigio que fue ganando con los años, donde se atiende el 90 por ciento de la patología traumática de la provincia y provincias vecinas. Ahí llegan pacientes politraumatizados por lo que se trabaja con un equipo multidisciplinario donde está todo “muy aceitado” ya que los equipos hace muchos años que comparten la tarea. Cada guardia está conformada por cirujanos, traumatólogos, médicos clínico, médicos emergentólogos y terapistas. 
Reconoce que es bastante movido y requiere de mucho entrenamiento, y la capacidad que se va adquiriendo con el transcurso de los años, en su caso trabaja en el Urgencias desde el año 2004. Recordó que en el Hospital hay una residencia, y para ingresar a la residencia de cirugía de trauma, primero se debe ser especialista en cirugía general y luego hace dos años de cirugía de trauma, una vez que culmina ese tiempo, en su caso quedó primero como médico contratado y posteriormente pasó a formar parte de la planta permanente, desde hace ocho años es Jefe de Guardia. 
En nuestra ciudad forma parte del equipo quirúrgico del Sanatorio Garcés, junto a los Doctores Insaurralde y Rujinsky, mientras que los días miércoles, jueves y viernes se dedica también a la atención en consultorio, al margen de las guardias necesarias los fines de semana en el área de cirugía. 
Explicó que las cirugías pueden ser de urgencia y generalmente la primera valoración en ese sentido la realiza el médico de guardia y luego requiere la interconsulta con alguno de los cirujanos del equipo, que ya está predeterminado por un  organigrama. El caso más común de la cirugía abdominal es el cuadro de apendicitis aguda “lo cual tiene una prevalencia importante, deben seguir los cuadros vesiculares, en pacientes mayores pueden ser las obstrucciones intestinales”, comentó. 
La apendicitis generalmente se produce de manera súbita, donde el dolor tiene una cronología con el  dolor que es el síntoma principal que comienza en la zona del epigastrio, lo que habitualmente se denomina boca del estómago y va migrando con el transcurso de las horas hasta ubicarse en la zona apendicular que es la fosa ilíaca derecha, y puede ir acompañada de otra sintomatología como náuseas, vómitos, fiebre. Generalmente y en la mayoría de los casos el diagnóstico es con el examen clínico “no haría falta más que el examen clínico bien avezado, bien puntualizado, y con la sospecha de un cuadro apendicular para hacer este diagnóstico, hoy en día tenemos muy a mano métodos como la ecografía y el laboratorio que muchas veces para acompañar y certificar uno lo solicita, pero en muchos pueblos más pequeños donde no tienen a la mano métodos complementarios, con un médico avezado y que haya una buena semiología  puede llegar tranquilamente a hacer el diagnóstico de una apendicitis aguda”, explicó el Dr. Peralta.
Gastritis: la consulta más frecuente 
Por otro lado, expresó que una de las consultas más frecuentes en el consultorio se refiere a cuadros gástricos, como gastritis o duodenitis, que en un principio no todos requieren de endoscopía para hacer diagnóstico, pero “es una sintomatología muy prevalente en el medio, en general  prevalece en la consulta diaria, por gastritis o dolor abdominal inespecífico, muchas veces viene el paciente solamente por el dolor, acompañado de  dispepsia, acidez o reflujo y no sabe que es una gastritis, toma medicación porque alguien le recomendó o por algún familiar, pero no tiene un diagnóstico certero, el cual sí se hace por el método endoscópico…”, dijo. 
Agregó que también la patología relacionada con el Colon también es prevalente, sobre todo lo que se denomina colon irritable “que se hace por descarte, en la primera consulta no le hacemos diagnóstico de colon irritable a ningún paciente, sino que debe el paciente debe estar plenamente estudiado y descartado cualquier otra patología colónica, para ponerle el rótulo o el título de colon irritable…”.
Al ser consultado si después del caso de la periodista Débora Pérez Volpin que falleció al momento de realizarse una endoscopía. Manifestó “que son seguros, y tiene complicaciones como cualquier método invasivo, y después del accidente que hubo con la periodista fue notorio el descenso en el número de estudios por miedo, vienen al consultorio y te dicen que tienen miedo en función de estos hechos…”. 
Sostuvo que en las asociaciones de médicos especializados en estas prácticas, tanto a nivel provincial como nacional, es un comentario habitual que ha disminuido la cantidad de prácticas. Actualmente la Asociación de Cirugía junto a la Asociación de Endoscopía, ha difundido un nuevo protocolo con el cual todo centro donde se realizan estos estudios, deben cumplir con ciertas pautas para estar habilitados, con un mayor control y tratando de brindar más tranquilidad al paciente, tanto en la endoscopía alta como baja (colonoscopía).  
Agregó en cuanto a la certeza en el diagnóstico, que  estos estudios son métodos de elección para “hacer diagnóstico por ejemplo en las patologías de origen neoplásico tanto en el tubo digestivo alto como bajo, porque no sólo se puede observar qué tipo de lesión está presente sino que toma biopsias y obtiene un diagnóstico anatomopatológico , con el cual se puede tomar directamente una conducta”. 
Tratamiento de patologías digestivas
Al preguntarle si se curan la gastritis y el colon irritable, el Dr. Peralta explicó que en cualquiera de las dos son difíciles de tener una curación del cien por ciento. “Si bien hay que aclarar que son patologías benignas, lo que se logra en el tiempo es cronificar a la patología con un mantenimiento terapéutico con una dosis mínima, pero curarla el cien por ciento, son pocos los casos, y lo más difícil es lograr una curación prolongada de la sintomatología, generalmente pueden desaparecer los síntomas cuando está con un tratamiento o dosis más elevadas, pero a medida que uno va bajando la dosis, la mayoría de los pacientes si no ha mejorado los factores de riesgo o los factores causales, generalmente tienen una recaída o recidiva de los síntomas que lo lleva a implementar una dosis de medicación más alta….”. 
Indicó que estas dos patologías tienen en común más frecuente el  estrés y también la alimentación. Se observan mejorías notorias cuando el paciente logra controlar estos dos factores, ya sea por sí solo o con la ayuda de profesionales como psicólogos, psiquiatras, nutricionistas. 
(En la edición papel del martes 11 de junio de EL HERALDO se cometió el siguiente error: En donde dice "atiende en el Sanatorio Policlínico, debe decir atiende en el Sanatorio Garcés)
 
Fte e Img: Diario de las Varillas
http://www.diariodelasvarillas.com.ar/noticia/18489-0-la-gastritis-y-el-colon-irritable-tienen-factores-comunes-como-el-estres.html

Menu

LaSandwichera

Luma

Alejandrina

InsSanAmbrosio

Clínica Veterinaria3