RDA365

ALARMANTES CIFRAS

Índice del artículo

ViolenciaGenero

Alarmantes cifras sobre violencia sexual en Río Grande
Tierra del Fuego - Río Grande: En 2016 se denunció un ataque, en 2018 la cifra ascendió a 101.
Una situación anormal parece haberse originado en Tierra del Fuego. En Río Grande se pasó de un ataque sexual denunciado en 2016 a 106 registrados en 2018. En Ushuaia se habían investigado dos violaciones durante 2016, mientras que el año pasado ese delito trepó a 27 casos. Desde 2016 45.000 mujeres fueron atacadas en Argentina.
Los niveles de violencia de género en la provincia más austral crecieron en forma inusitada. La tasa de violaciones registrada en Ushuaia es de 36,7 con 27 casos confirmados por denuncias judiciales, mientras que en Río Grande se alcanzó una tasa de 18,65 luego de notificarse 17 violaciones durante 2018. Sin embargo, más allá de esas cifras resulta más sorprendente el brusco ascenso de los casos de violaciones en ese territorio.
En 2016 en Ushuaia solo se habían reportado dos violaciones y en Río Grande figuran cinco casos ese año en las estadísticas nacionales. En los ataques sexuales, que no incluyeron violaciones, no hubo una variación perceptible entre los 55 episodios denunciados durante 2016 y los 57 expuestos en el informe presentado por anteayer por el Ministerio de Seguridad de la Nación, con datos de 2018. Diferente fue el caso de Río Grande. Allí se pasó de un ataque sexual denunciado en 2016 a 106 notificados el año pasado.
Los femicidios, por su parte, representan el 13,7% de los 2362 asesinatos registrados en todo el país durante 2018. Este año ya se superó el centenar de muertes de mujeres en casos vinculados con la violencia de género.
Los casos más dramáticos de violencia de género parecen lejos de frenarse en la Argentina. Por el contrario, las agresiones ascienden en forma constante año tras año. Desde 2016 fueron atacadas sexualmente más de 45.000 mujeres en nuestro país.
Esa cifra oficial expone un aumento superior al 25% de los casos entre el inicio de la serie estadística en 2016 y las cifras registradas durante 2018.
El elevado nivel de ataques sexuales no se ve reflejado con una mayor cantidad de detenidos por esos delitos. La estadística nacional de ejecución de la pena exhibe 12.491 encarcelados en 2017 (último año informado en forma pública) por abusos sexuales y violaciones. Esa cifra de detenidos en todo el país -la mayoría por agresiones de violencia de género cometidas antes de la serie estadística de ataques sexuales- representa apenas un tercio de la cantidad de víctimas en los últimos tres años.
Las estadísticas criminales marcan que sigue en ascenso la violencia contra las mujeres. La cifra es contundente: cada día se denuncian 46 ataques sexuales en todo el país. Los datos oficiales expusieron que durante 2018 fueron notificadas 12.708 agresiones sexuales y que, además, se iniciaron investigaciones por 4266 violaciones.
La estadística oficial registra 46 ataques sexuales cada día
El nivel más alto de los ataques sexuales consumados se registró en la ciudad misionera de Oberá, con una tasa de 56,18 y un total de 67 casos. En otras ciudades de Misiones también se verificaron elevadas tasas de violaciones, tal como quedó expuesto en Puerto Iguazú, donde la tasa de violaciones alcanzó a 27,93 a partir de los 27 episodios denunciados y en Posadas, donde las 58 violaciones verificadas durante 2018 llevaron la tasa a 15,96.
Los niveles de violencia de género en la provincia más austral crecieron en forma inusitada. La tasa de violaciones registrada en Ushuaia es de 36,7 con 27 casos confirmados por denuncias judiciales, mientras que en Río Grande se alcanzó una tasa de 18,65 luego de notificarse 17 violaciones durante 2018. Sin embargo, más allá de esas cifras resulta más sorprendente el brusco ascenso de los casos de violaciones en ese territorio.
En 2016 en Ushuaia solo se habían reportado dos violaciones y en Río Grande figuran cinco casos ese año en las estadísticas nacionales. En los ataques sexuales, que no incluyeron violaciones, no hubo una variación perceptible entre los 55 episodios denunciados durante 2016 y los 57 expuestos en el informe presentado por anteayer por el Ministerio de Seguridad de la Nación, con datos de 2018. Diferente fue el caso de Río Grande. Allí se pasó de un ataque sexual denunciado en 2016 a 106 notificados el año pasado.
Los femicidios, por su parte, representan el 13,7% de los 2362 asesinatos registrados en todo el país durante 2018. Este año ya se superó el centenar de muertes de mujeres en casos vinculados con la violencia de género.
 
Una situación anormal parece haberse originado en Tierra del Fuego. En Río Grande se pasó de un ataque sexual denunciado en 2016 a 101 registrados en 2018. En Ushuaia se habían investigado dos violaciones durante 2016, mientras que el año pasado ese delito trepó a 27 casos.
El relevamiento de casos de femicidios es uno de los indicadores más conocidos de violencia de género. Sin embargo, ese dato solo informa sobre situaciones irreparables. Antes de esas muertes quizás existieron señales que, de haber sido atendidas a tiempo, hubieran salvado vidas. Las llamadas a la línea 144 aportan un análisis de ese peligro. En ese teléfono, operado por el Ministerio de Desarrollo Social, se atiende a miles de mujeres que necesitan desde una orientación inicial hasta asistencia concreta. Y se podrá decir que las denuncias de víctimas aumentaron: entre enero y junio pasado, fueron 20.528 damnificadas las que por primera vez se comunicaron con el 144, un 28 por ciento más que en igual período del año pasado.
Tienen entre 19 y 40 años el 60% de esas mujeres que este año hicieron su primera llamada. La violencia doméstica fue el motivo del 83% de las comunicaciones, que hicieron referencias a agresiones físicas y psicológicas por parte de parejas o personas que tuvieron vínculos sentimentales con las víctimas.
 
Las operadoras del 144 tienen la posibilidad ahora de contactar a las víctimas con el 911 en los casos de riesgo inminente. Es una herramienta de prevención de casos mortales, que este año suman 107, según el relevamiento efectuado por La Nación.
En estos primeros seis meses de 2019 no solo se registraron las comunicaciones de 20.528 mujeres que alertaron por primera vez sobre los problemas que soportaban, sino que en otros 16.719 casos hubo contactos de seguimiento con víctimas que habían presentado sus casos al menos un año antes. En ese período analizado se recibieron un total de 216.943 llamadas.
Esos seguimientos de las situaciones más problemáticas resultan importantes para definir posibles ingresos en el programa de Asistencia Directa Urgente o en algunos de los nueve hogares preparados para albergar a víctimas de violencia de género. En 2018 fueron derivadas a atenciones más específicas 843 mujeres que habían llamado por primera vez al 144.
Esas comunicaciones no reemplazan a las denuncias judiciales. Ese paso debe ser dado por la damnificada para contar con una mayor protección por parte del Estado. Las autoridades nacionales expresan su preocupación por la importante cantidad de causas que quedan sin efecto al no ratificar la víctima su denuncia.
Hay 12.491 atacantes sexuales alojados en prisiones argentinas, cifra que representa apenas un tercio de los responsables de abusos y violaciones desde 2016
Funcionarios nacionales se pronunciaron en favor de un cambio normativo que defina estos casos como delitos de acción pública que puedan ser llevados adelante por los fiscales sin necesidad de contar con la denuncia de la propia afectada. De esa manera, se podrían iniciar expedientes directamente con las comunicaciones al 144, sistema que hoy solo puede dar contención y asesoramiento.
Esa variante impulsada por el Gobierno también habilitaría el arranque de las causas a partir de denuncias presentadas por terceros. El registro estadístico del 144 señala el interés por colaborar de los allegados a una mujer agredida. Entre enero y junio pasado se contactaron con ese teléfono en busca de información 2309 familiares y 698 amigos de víctimas de violencia de género.
En 24.100 contactos se solicitaron informaciones sobre la forma en que se puede hacer una denuncia por violencia de género y se hicieron consultas sobre la asistencia que podría recibir una víctima. 
Las operadoras del sistema 144 notificaron que en 7585 casos se hizo referencia a la actual pareja como responsable de provocar situaciones de violencia física o psicológica, mientras que en 7381 comunicaciones se señaló a alguna ex pareja como autor de esos ataques.
Solo en el 9,6% de los casos tratados este año se determinó que el hombre tenía alguna medida judicial de restricción de acercamiento. En la mayoría de las restantes situaciones no se había iniciado un proceso penal. Sin embargo, el 53% de las mujeres que buscaron el asesoramiento oficial contaron que esos maltratos se habían repetido en un largo período temporal, de seis a diez años.
 
Fte e Img. P23
http://www.p23.com.ar/index.php?s=!ver-notas$$$W2001g10jl4x2aykpyu74cm&l=es&referer=tXgxSk%2Fxw4ysuLeaxLQqSWb9Xjt9h6Xk3TZOIhuKkmuyjyh8XeXKSpMjMGNa2gYL0ptdOcl9bVwmBeMsgBjQ4%2BHas95mylcS029APA%3D%3D%5E_944

Música

Historia & Lugares

Teatro Independiente & Teatro

Cine

Artes Plásticas

Concursos, Convocatorias y Certámenes

Interesante

Malvinas Argentinas

134

FundMarambio

DfAoswMUYAA4D8h

911

Maltrato

144

RDA365 en el mundo

Map

 

 rda120

 RedFederaldeNoticias

 FRda365base

LaSandwichera

Luma

Alejandrina

InsSanAmbrosio

Clínica Veterinaria3